fbpx
Lindel y yo

Soy Maya Ludmila Vázquez, libriana del 27 de septiembre del 77.

Hija de la artista Rosa Buk y el Dr. Juan Carlos Vázquez, hermana de Leandro y Maxi. Mamá de Julieta Patanchón. Tía de Fabri.
Argentina, bonaerense (no porteña) y un poco santiagueña por auto-adopción.
Licenciada (no hay de queso, nomás de papa) en Administración, de la Universidad de Buenos Aires.
Aprendedora y Emprendedora. Matera nivel apóstol.
Cuando me pongo algo en la cabeza, no paro hasta conseguirlo. (Funciona sólo en el trabajo, no lo intenten con el amor.)

Spotify dice que me gusta mucho Alfredo Ábalos, Ivan Lins, Aretha Franklin y Silvio Rodríguez. 

Mientras terminaba la secundaria, ya trabajaba en un estudio contable y metía materias de UBA XXI. Pero nunca rendí el FC in English para el que me había preparado porque preferí gastarme esa plata en el Viaje de Egresados a Bariloche. 
Ingresé al Sistema por la puerta del mismo, trabajando en Mc Donald´s a los 18 años, mientras cursaba el CBC en Drago.
Fui cadeta, vendedora, administrativa, secretaria y multifunción en varios rubros, desde comercialización de insumos médicos, mayorista de autopartes y hasta en un estudio jurídico.
Pero sólo me llevé una valija chica con rueditas cuando dejé todo y me fui sola a recorrer el Norte Argentino durante un mes para celebrar mi título en la Facultad de Ciencias Económicas.

El mapa musical del corazón me llevó a Santiago del Estero, que no tiene riendas pero ata, dice la chacarera de Mario Arnedo Gallo. Dos años estuve allá, aunque el embrujo perdura hasta hoy.
Trabajé en Cultura de la Municipalidad, viviendo todo menos la siesta santiagueña, porque fueron los años más intensos de mi vida. Le puse toda la pasión y la inocencia de la juventud, pero logré concretar sueños, ideas y proyectos culturales que me enorgullecerán siempre y que me abrieron las puertas que golpeé en Buenos Aires a mi regreso.

Fabián Matus fue el primero en abrirlas sumándome a su Oficina y regalándome además, trabajar con Mercedes Sosa. Después Dany Mastrángelo me las abrió en el gigante Fenix y de un día para el otro, estaba girando como Road Manager de Luciano Pereyra.

Eso fue en 2008, año bisagra… de perder a mi vieja y aprender a vivir con ese dolor por siempre. Pero también de encontrar al fin el compañero para ir en la calle codo a codo como manda Benedetti: Daniel Patanchón, santiagueño, exquisito guitarrista y cantautor, con quien decidimos formar una familia.

Despúes vinieron años de construir el nido, ramita a ramita. Giramos un tiempo juntos trabajando con nuestro admirado Peteco Carabajal, hicimos y deshicimos muchos proyectos e ideas siempre compartiendo la misma pasión por la música de raíz.

Tuve la suerte de tener de amigxs a mis maestrxs, como dice Mavi Díaz, que es una de ellxs junto a Isabel Noriega, Roberto Quinteros y el mismo Matus, con quienes trabajé y aprendí muchísimo en el ámbito de la Música, tanto en Management, en Producción y en Prensa. Con Roberto abrimos la agencia Melo Comunica donde tuvimos a cargo la prensa de artistas como Víctor Heredia, Abel Pintos (compartida con otra grosa como Myriam Vanroy), Litto Nebbia, Manuel Wirzt, José Velez, entre tantísimos otros.

En agosto de 2013 nació Julieta, después de tanto buscarla… y la casa fue tomada por las flores, al decir de Silvio. 

Entre 2015 y 2018 volví a girar como Tour Manager, otra vez junto a Luciano, en un momento brillante de su carrera, permiténdome vivir la experiencia de hacer un total de 22 Gran Rex, 6 Luna Park, así como varias Giras Nacionales y por países limítrofes. Me bajé de ese tren, como siempre lo hago de todos, feliz y agradecida.

Desde entonces, pude dedicarme de lleno a mis emprendimientos y así pasar más tiempo con mi familia. Monté de cero una Tienda Online de artesanías argentinas: “Uturunco Tienda”, y fue tal la vorágine de aprendizaje en que resultó la aventura, que encaré entonces un nuevo desafío: Ayudar a otrxs a caminar sin perderse en este gran bosque que es el mundo digital, ofreciendo “MateClases” (Clases personalizadas de Marketing Digital, entre mate y mate).

Me hice un Blog, un canal en Youtube y redireccioné mi cuenta personal de Instagram hacia este propósito de desarrollarme como consultora de emprendimientos. Armé también un Grupo de Facebook y me animé a hacer mi propio Podcast “El mate de la mañana”.

Por primera vez siento que este camino elegido es la síntesis de todo lo que soy, de todo lo que estudié en la Facultad, en cursos informáticos, en horas-años de estar frente a una computadora hasta que me salieran las cosas que quería hacer, de todo lo que hice laboralmente en mi vida… De todo lo que estudio y hago día a día. Siempre con un mate que acompaña.

Y en eso estoy, en la maravilla diaria de mateaprender compartiendo ideas, reflexiones y herramientas que inspiren y motiven también a otras personas para ir a por sus sueños.

*.*